Leiq News

¿Cómo influyen las redes sociales en la salud mental?

El uso diario de las redes sociales pueden ser aliadas o enemigas. 

Los problemas de salud mental y conductual se caracterizan por cambios en el pensamiento, el comportamiento o el estado de ánimo asociados con la angustia o el deterioro en el funcionamiento psíquico general. Estos problemas se deben a aspectos biológicos asociados con factores culturales y muy influenciados por la sociedad, y pueden intensificarse por una predisposición del individuo.

 Los trastornos mentales, especialmente la ansiedad y la depresión, son una de las principales causas de morbilidad en la sociedad actual, comprometiendo las actividades diarias del individuo, especialmente las relaciones sociales. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), al menos 350 millones de personas en todo el mundo viven con depresión.

 El uso de las redes sociales como Instagram, Facebook, Twitter, Tik Tok y YouTube es un hábito relativamente reciente, por lo que todavía se está tratando de comprender los efectos de esta nueva forma de interacción social en diferentes poblaciones.

 El aumento del tiempo dedicado al uso de las redes sociales está relacionado con la sensación de aislamiento del mundo real, lo que puede contribuir al desarrollo de trastornos mentales. Se calcula que las personas pasan la mayor parte de su tiempo diario en la red, estando en línea durante un promedio de 9 horas y 29 minutos por día, con el 40% de este tiempo (3 horas y 34 minutos) utilizado en las redes sociales.

El tipo de contenido publicado y consumido por los usuarios es aún más impactante para la salud mental. Se sabe que muchas publicaciones refuerzan el narcisismo, el nivel de vida, el consumo y el estado, por lo que han contribuido a una mayor prevalencia de diversos trastornos psiquiátricos, incluidos los síntomas depresivos, la ansiedad y la baja autoestima.

Además, el usuario también se encuentra con las famosas fake news, definidas como informaciones fabricadas que imitan la forma de los medios de comunicación, pero no su proceso o intención organizacional. Las fake news impactan la salud mental de los usuarios de las redes sociales, ya que se diseñan para provocar una fuerte respuesta emocional del lector, lo que aumenta la posibilidad de compartir información, causando sentimientos como ira, miedo, ansiedad y tristeza. Reconocer noticias como falsas también puede provocar sentimientos de ira y frustración, especialmente cuando el usuario comienza a sentirse impotente ante los frecuentes intentos de manipular la opinión pública a través de noticias falsas.

También vale la pena mencionar la exposición de las personas al ciberacoso, una práctica que se ha multiplicado en las redes sociales. El anonimato y la falta de privacidad y seguridad contribuyen a la propagación de la violencia, lo que empeora la salud mental de la persona afectada.

En un intento por minimizar los posibles impactos en la salud mental de sus usuarios, algunos de los mayores mantenedores de plataformas de redes sociales han luchado para crear barreras y estrategias para prevenir problemas de salud mental. Podemos citar como ejemplo la aplicación de Instagram, que eliminó la vista previa del número de me gusta en las fotos para reducir una “competición” y valorar la publicación de materiales con buen contenido. Además, cuando un usuario busca hashtags “ansiedad” o “depresión”, la aplicación muestra un mensaje que ofrece ayuda y lo dirige a una red que se especializa en brindar apoyo emocional confidencial y gratuito. Facebook ya ha aprovechado los esfuerzos para prohibir y sensibilizar a la población sobre el intercambio de las fake news.

Cuando hablamos de la difusión de contenido confiable y de calidad y la lucha contra las fake news, se destaca la contribución de los grupos de investigación de instituciones científicas. El uso de las redes sociales por investigadores transmite la comunicación sobre la ciencia y los asuntos actuales al universo digital en un lenguaje apropiado, lo que facilita el acceso y la comprensión de las noticias por parte de la sociedad en su conjunto.

Los problemas de salud mental son preocupaciones cada vez más comunes en la sociedad, en parte debido al uso inadecuado de Internet y de las redes sociales (en términos de frecuencia y contenido consumido). Por lo tanto, se pueden adoptar muchas estrategias para mejorar esta situación, una de ellas es la participación intensiva de instituciones y grupos de investigación en las redes sociales a través de la difusión de contenido de calidad que promueva el bienestar social.

ARQUITECTURA

New Look: empapelados ya! La necesidad de renovación aparece cada tanto, sobre todo cuando hay tiempo para la contemplación. Así, transformar espacios a partir de…

Leer más »
GASTRONOMIA

Lenguado con mariscos x Marcelo Megna El famoso chef nos regala la receta de un fresquísimo pescado para cuatro comensales. Por Marcelo Megna Hoy vamos…

Leer más »
SALUD

¿Cómo influyen las redes sociales en la salud mental? El uso diario de las redes sociales pueden ser aliadas o enemigas.  Los problemas de salud…

Leer más »
MODA

Cazadora, o el resurgimiento de un estilo versátil, casual y a la vez elegante La titular de Cribb’s, líder en primeras marcas y franquicias exclusivas,…

Leer más »
NOVEDADES

Requisitos de cada provincia argentina para viajar sin problemas Con el inicio de 2022, desde este sábado 1° de enero, rige el denominado pase sanitario…

Leer más »
NOVEDADES

Whisky o whiskey? Una diferencia gramatical y una pista definitiva La manera de escribir el nombre de la clásica bebida ya de por sí nos…

Leer más »